Sin stock!

Dije Piedra de la Luna Gota

Pïedra de la Luna Opalina:

Esta piedra contiene mucho poder para nuestro cuerpo y nuestra mente. A menudo es utilizada para asuntos de la SALUD, tanto físicos como psíquicos, pero también es utilizada para manejar las emociones. Los efectos que tienen en nuestra mente estas piedras, son incontables. La principal ayuda que aportan es liberar a personas que se sienten atrapadas.  Nos ayuda a adaptarnos a nuevas situaciones, armonizando las emociones, los estados de DESÁNIMO, TRISTEZA, IRA y DEPRESIÓN.  En estados de gran actividad mental y de trabajo, nos ayuda a desconectar y RELAJARNOS, apaciguando la mente, llevar una piedra de luna a la cama mejorará el SUEÑO.  La energía que transmite, equilibra y armoniza. Por su asociación con la luna, esta gema es esencialmente femenina, aunque puede ser usada por todos. Protege de la esterilidad, y ayuda a tener partos felices y más fluidos. También actúa equilibrando las tiroides, el intestino, en los desarreglos de la menopausia, en todo el sistema hormonal y en los dolores premenstruales. La virtud de esta piedra radica en brindar la serenidad necesaria para manejar las emociones y que éstas fluyan libremente, destruyendo las barreras imaginarias levantadas por el miedo. 

COMO LIMPIAR LAS PIEDRAS: La mayoría de las piedras naturales funcionan como protección de la energía negativa, por lo que es muy importante limpiarlos y programarlos cada vez que los quieres utilizar. La mejor manera de limpiar las piedras naturales de las energías que pudieran haber absorbido antes de llegar a tus manos es con la luna llena. Saca tus aretes, cadenas, pulseras y tobilleras que tengan piedras naturales a la luz de la luna llena toda la noche. Si se te olvida sacarlos esa misma noche de luna llena puedes hacerlo hasta 3 dias después.

Para programar tu piedra natural simplemente tomála en tus manos, concéntrate en ella, y di en voz alta el propósito por el cual deseas utilizar la piedra, pidiéndole que te ayude a alcanzar tu propósito en la mejor forma posible. Se recomienda limpiar las piedras cada mes. Por último, no dejes que nadie toque tu piedra.